Boletines

  • La vida y tradición de Culhuacán, en una exposición
    Ex Convento de Culhuacán. Foto Mauricio Marat INAH.     *** Se exhiben más de 150 imágenes, además de objetos religiosos, documentos y vestimentas tradicionales que revelan parte de la historia de esta localidad *** La muestra gratuita permanecerá hasta el 31 de octubre en el Centro Comunitario Culhuacán   La exposición temporal Culhuacán, vida y tradición reúne alrededor de 150 imágenes, así como objetos religiosos, documentos, vestimentas tradicionales y mapas que revelan parte de la historia, las fiestas y  costumbres de este pueblo, la cual se exhibe en el Centro Comunitario Culhuacán.   La muestra resalta la importancia histórica de esta localidad, desde la fundación de su señorío en el año 717 d.C., hasta convertirse en un punto de confluencia para las comunidades que habitaban la cuenca lacustre del Valle de México. La exposición, organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se compone de cuatro núcleos temáticos: Pueblo de Culhuacán, Los barrios, El ejido y Las festividades. En el primero se abordan las transformaciones que ha tenido el lugar a lo largo de la historia. A principios del siglo XX, con la creación de las delegaciones, sus once barrios quedaron divididos en dos demarcaciones: Coyoacán e Iztapalapa, sin embargo, el apego de la comunidad a sus tradiciones la ha mantenido unida para las celebraciones de las fiestas patronales, con apoyo de organizaciones civiles, como las mayordomías. La curadora Patricia Pavón explicó que en este apartado se hace énfasis en los sitios históricos, como el Canal Nacional que se usó para transportar las cosechas que iban de Culhuacán a Xochimilco, Santa Anita, Jamaica o la Viga. Parte de ese pasado se aprecia en imágenes acompañadas por una pequeña canoa que rememora las embarcaciones de antaño. En este mismo núcleo se hace referencia a las cruces del apostolado colocadas por los misioneros en el siglo XVI, para señalar el trabajo de evangelización en ese poblado prehispánico. Estas piedras labradas aún se encuentran en barrios como el de San Antonio, Santa Ana y en el panteón e iglesia de San Francisco. Otro de los sitios de gran importancia es la capilla de San Salvador, conocida por sus feligreses como El Señor del Calvario, que se localiza en el centro de Culhuacán y es custodiada por su mayordomía.  En esta comunidad también se encuentran los restos del primer molino de papel en América Latina, el cual cumplía la función de abastecer a la Nueva España no sólo para las actividades de las órdenes religiosas, también para gestiones administrativas y del convento agustino del siglo XVI, hoy sede del Centro Comunitario Culhuacán. Los once barrios que conforman Culhuacán son: Los Reyes, San Antonio, Santa María Tomatlán, San Andrés Tomatlán, San Simón, Tula y Culhuacán Centro que se localizan en la delegación Iztapalapa, mientras que San Francisco, Santa Ana, La Magdalena y San Juan pertenecen a la demarcación de Coyoacán. Pese a ello, sus pobladores siguen unidos por las celebraciones religiosas, como la dedicada a la Santísima Trinidad, que se lleva a cabo entre finales de mayo y principios de junio, y la de San Salvador el 6 de agosto. En ese mismo mes se realiza la peregrinación al Santuario de Chalma, y el último viernes de noviembre a la Basílica de Guadalupe. En el apartado El ejido se exhiben imágenes de este conjunto de tierras y un manuscrito antiguo alusivo a la compraventa de una chinampa. Patricia Pavón resaltó que el barrio de los Reyes, que se encuentra en las faldas del Cerro de la Estrella, aún se dedica a la siembra. La curadora destacó la colaboración de los pobladores en la exposición, para la que prestaron fotografías familiares que muestran la vida cotidiana en esta localidad. La exhibición se complementa con objetos religiosos, una reproducción escultórica de san Salvador, un pequeño castillo de fuegos artificiales, figuras de chinelos y seis trajes típicos: dos de chinelos, dos de charro y dos más de los que se utilizan en la fiesta de carnaval, que forman parte del último núcleo temático.  “La música y la danza son elementos inherentes a todas las celebraciones de Culhuacán, y eso se aprecia en las imágenes que se exhiben en la muestra que permanecerá hasta el 31 de octubre. El Ex Convento de Culhuacán está ubicado en Morelos 10, colonia Culhuacán, delegación Iztapalapa. Horario: 9:00 a 18:00 horas. La entrada es gratuita.
  • Libro de Claudio Lomnitz analiza el radicalismo trasnacional México-EU
    Portada del libro. Foto Mauricio Marat INAH.     *** El regreso del camarada Ricardo Flores Magón aborda el primer movimiento radical entre ambas naciones: el magonismo *** En opinión de Lomnitz, Ricardo Flores Magón (1873–1922) fue uno de los grandes intelectuales de México, pero no por ello pretendió mitologizarlo en su obra El libro El regreso del camarada Ricardo Flores Magón tiene como propósito analizar el primer movimiento radical trasnacional de México y Estados Unidos, el magonismo, que se extendió y se transformó en un referente de la lucha social en ambas naciones, aseguró el autor de origen chileno, Claudio Lomnitz. “Contrario a lo que se pudiera pensar, no es una novela histórica para recuperar el pensamiento de los hermanos que se opusieron a Porfirio Díaz; es una biografía colectiva y no individual”, precisó durante la presentación de su obra en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). El antropólogo y profesor de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, añadió que a lo largo de las 718 páginas también hace mención de los líderes obreros y anarquistas, como Lázaro Gutiérrez de Lara y Práxedis Guerrero; del periodista estadounidense John Kenneth Turner, quien escribió México Bárbaro en la primera década del siglo XX, y de la esposa de éste, Ethel Duffy, entre otros personajes ligados al magonismo. Estas figuras, dijo, formaron parte, directa o indirectamente, del exilio de Ricardo Flores Magón en Estados Unidos ante la persecución de Porfirio Díaz, hecho que le permitió conocer de cerca el racismo hacia los inmigrantes. Lomnitz sostuvo que los magonistas, fundadores del Partido Liberal Mexicano, también experimentaron el maltrato y la xenofobia, por lo que participaron activamente en los movimientos sociales de unificación de la clase migrante en Estados Unidos, antes de que fueran encarcelados por violar una ley de neutralidad que prohibía involucrarse en asuntos internos. En su opinión, Ricardo Flores Magón (1873–1922) fue uno de los grandes intelectuales de México, pero no por ello pretendió mitologizarlo en su obra. “Reconozco su ascetismo, vivió en la pobreza para demostrar que no robó ni timó a sus compañeros obreros y que fue la principal figura moral del movimiento, pero el eje de este libro es hablar del magonismo a través de los archivos y cartas localizadas, las fotografías que aún existen y algunas versiones apócrifas de su vida. Comentó que hurgó en la Sociedad Histórica de San Diego, en archivos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México y en documentos de los descendientes de los protagonistas. Una de esas versiones míticas, citó, es la relativa a que Ricardo Flores Magón murió asesinado en la celda que ocupaba en la prisión federal de Leavenworth, Kansas. Existen documentos de esa cárcel que certifican que falleció como consecuencia de enfermedades, como la diabetes y “quizá podríamos hablar de una negligencia médica exagerada”. Admitió que los documentos no siempre resuelven dudas; los magonistas, por ejemplo, sabían que su movimiento estaba infiltrado y que eran constantemente vigilados, de manera que Lomnitz no descartó que los hermanos Flores Magón hayan “ocultado muchos datos” en sus misivas. “Cada generación escribe su propia historia, y este trabajo no pretende ser definitivo. Tras la publicación de este libro, mucha gente me ha contactado, como descendientes de Ricardo Flores Magón o de Turner (John Kenneth), quienes aseguran que cuentan documentos inéditos”. Durante los comentarios sobre el libro, Hilario Topete Lara, profesor investigador de la ENAH, admitió que hablar de Ricardo Flores Magón resulta difícil, y más aún porque la obra de Lomnitz presenta a un personaje de carne y hueso, lo que en México podría considerarse como una provocación. Anotó que El regreso del camarada Ricardo Flores Magón fue publicado originalmente en inglés, de tal manera que la trasnacionalidad del radicalismo del que se habla es vista desde la óptica estadounidense; además esta obra, publicada por la editorial Era, resulta interesante porque describe a un anarquista que pasó más de la mitad de su vida fuera del país, que estuvo encarcelado por muchos años, pero que nunca agachó la cabeza, y además se reconoce que Ricardo Flores Magón fue un revolucionario, aunque nunca haya tomado un arma en sus manos.
  • Comparten acciones para mejorar la gestión de bienes mexicanos Patrimonio Mundial
    Zona Arqueológica de Calakmul. Foto Julio Bronimann, INAH.   En San Miguel de Allende, Gto.   *** Se realiza una reunión nacional de gestores de los 34 bienes de México declarados por la UNESCO Read more...


 
@inah.gob.mx